Universitat Internacional de Catalunya

La Universitat Internacional de Catalunya propone una formación universitaria personalizada con una clara vocación profesional.

El tratamiento individualizado del estudiante lo consigue con un máximo de 80 alumnos por clase y un profesor universitario para cada 11 estudiantes. La función del profesorado, más allá de garantizar la necesaria formación académica, está orientada hacia el asesoramiento integral del estudiante en su trayectoria universitaria.

Por otro lado, el plan docente contempla un 40% de clases prácticas, con buena parte del profesorado procedente del ámbito profesional, y una estrecha relación entre universidad y empresa a través de sus programas de prácticas laborales. El objetivo es dotar al alumnado de todos los conocimientos, habilidades y aptitudes que exige el mercado, sin olvidar una formación en valores fundamentados en el humanismo cristiano.

En la UIC, la internacionalización de la universidad es un elemento básico y necesario para el estudiantado. En este sentido, hay un 10% de alumnado extranjero en sus aulas; se estudia inglés específico para cada titulación y existe un extenso programa de intercambios internacionales.

Todas estas ventajas permiten un completo aprovechamiento personal de los recursos, tanto materiales como personales, que la Universidad pone a disposición del alumnado, para que saque el máximo rendimiento de los estudios universitarios escogidos y afronte con garantías el mundo profesional.

La ayuda correspondiente al año 2016 va destinada al Fondo de Becas de la Fundació Familiar Catalana, responsable de elaborar el proyecto académico y en concreto a la concesión de una beca para una estudiante en situación de exclusión social. Estas becas se conceden a alumnos que, por el ambiente del que proceden y/o el nivel cultural de su familia, no habrían tenido oportunidad de estudiar en la Universidad y menos en una Universidad privada.